Skip to content

En España hay ahora mismo más de 10 millones de jubilados, de los que el 85% percibe una pensión que está por debajo del salario mínimo interprofesional. Con la inflación, el aumento del coste de la vida y con una esperanza de vida media en nuestro país de 83 años, muchas personas mayores necesitan un complemento a su pensión para poder vivir tranquilas. De esta forma, operaciones inmobiliarias como la venta en nuda propiedad y la hipoteca inversa están cobrando una gran popularidad entre los mayores de 65 años. ¿Te gustaría saber en qué consisten? Te las detallamos a continuación:

¿Qué es la nuda propiedad?

La venta de nuda propiedad es un tipo de operación inmobiliaria en la que se transmite la titularidad de la vivienda a un precio más económico que el de mercado a cambio de un pago único, una renta vitalicia o una modalidad combinada que incluye un pago inicial y renta vitalicia.

En los contratos de nuda propiedad, la propiedad es para el nudo propietario: sin embargo, el titular original de la vivienda se queda con el usufructo, de manera que puede disfrutar de su hogar hasta su fallecimiento.

¿Qué es la hipoteca inversa?

La hipoteca inversa es un tipo de préstamo hipotecario que concede una entidad financiera y tiene como garantía la propiedad de un inmueble. El propietario puede optar por recibir un pago único, un pago a plazos o un pago mixto con la diferencia de que, cuando fallezca, los herederos tienen la opción de pagar el importe de la deuda contraída u ofrecer el inmueble para saldar la deuda. En este caso, el propietario también puede hacer uso de la vivienda hasta su fallecimiento. Cuanto más mayor se va haciendo, el importe de la hipoteca aumenta.

nuda propiedad o hipoteca inversa
En líneas generales, la nuda propiedad ofrece una mayor seguridad jurídica para el usufructuario y menos quebraderos de cabeza para sus herederos, pero cabe analizar las necesidades de la persona y los costes y consecuencias que tiene cada tipo de operación.

¿Qué ventajas e inconvenientes presentan la nuda propiedad y la hipoteca inversa?

En el caso de la nuda propiedad, el usufructuario tiene derecho al uso y disfrute de la vivienda hasta su fallecimiento, lo que incluye vivir en ella, alquilarla o vender el usufructo a otra persona.

Además, si el inmueble es vivienda habitual, está exento del impuesto sobre el incremento patrimonial. Los gastos asociados al edificio (derramas, comunidad) los abona el nudo propietario. El usufructuario solo tendría que hacerse cargo de los gastos habituales y el IBI, aunque este último es un aspecto que se puede negociar.

El principal inconveniente en el caso de contratos de nuda propiedad es que no existe ningún tipo de compensación si el usufructuario fallece antes del tiempo estipulado.

En la hipoteca inversa, el titular mantiene la titularidad del inmueble y se transmite a sus herederos. Estos tendrán que decidir qué hacer: si abonar la deuda y conservar la propiedad o vender la propiedad para saldar la deuda. En este caso, la hipoteca supone una carga real para el inmueble y cuenta con unos intereses bastante altos, en torno al 5% o 6%.

Un gran inconveniente es que, si la persona que solicita la hipoteca inversa vive más tiempo del estimado, los herederos pueden heredar a su muerte una deuda mayor al valor real del inmueble y, por lo tanto, tengan que abonar cuotas pendientes.

En líneas generales, la nuda propiedad ofrece una mayor seguridad jurídica para el usufructuario y menos quebraderos de cabeza para sus herederos, pero cabe analizar las necesidades de la persona y los costes y consecuencias que tiene cada tipo de operación.

Ventajas para el comprador de nuda propiedad

La compra de un inmueble de nuda propiedad es una inversión a medio plazo. Normalmente, el valor del inmueble suele situarse entre un 50% y un 80% menor que el precio de mercado. Además, durante los años que viva el usufructuario, el valor de la vivienda se irá incrementando, con lo que puede llegar a ser una inversión muy rentable.

En cualquiera de estas operaciones inmobiliarias, el titular necesitará una tasación para poder establecer el valor de la propiedad en el caso de la nuda propiedad o realizar una tasación hipotecaria para la hipoteca inversa.

Si tienes dudas sobre el proceso o te gustaría que te asesoremos sobre el valor de tu vivienda, contáctanos.

GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner