Skip to content

El informe anual sobre los precios máximos y mínimos de la vivienda, en las principales ciudades españolas, que elabora TECNITASA, sociedad de valoración independiente, constata que el mercado inmobiliario ha aguantado bien la pandemia y que el “bache” sufrido ya está superado. Madrid, en esta edición, sobrepasa por primera vez los 11.000 €/m2, con un incremento por encima del 6 % con respecto al año anterior, convirtiéndose la calle Serrano en la más cara de toda España. Le siguen Barcelona, en el Paseo de Gracia, con un valor del metro cuadrado de 9.580 € y un incremento de algo más del 1 % y San Sebastián, en calles como Hernani, Avenida Libertad, Boulebard o Plaza Guipúzcoa donde poder adquirir una vivienda en estas localizaciones supone desembolsar 7.750 € el metro.

Otras dos ciudades superan los 5.000 €/m2: Málaga, en la zona Centro y La Malagueta, llega a los 5.500 €/m2, con una subida por encima del 5 %, que denota la recuperación inmobiliaria al incrementar en torno a 300 € el precio del metro en estas viviendas para bolsillos más acaudalados. Bilbao, en la Plaza de Euskadi o Abandoibarra, mantiene los 5.400 €/m2 de la edición anterior.

Se quedan fuera, pero por muy poco, Santander donde, en El Sardinero, se pueden encontrar viviendas por 4.980 €/m2 con un incremento del 1 % con respecto al año anterior, Cádiz, que alcanza los 4.900 € en el Paseo Marítimo, Valencia que roza los 4.800 €/m2 en las calles Navarro Reverter, Colón o Paseo de la Ciudadela o Marbella que mantiene los 4.600 € en primera línea de Puerto Banús tras una importante caída en 2020.

Madrid, Barcelona y San Sebastián son las 3 ciudades con las viviendas más caras de España

  • Madrid supera los 11.000 €/m2 con un incremento interanual por encima del 6 % en la calle Serrano, seguida de Barcelona (9.580 €/m2) en Paseo de Gracia y de San Sebastián (7.750 €/m2) con incrementos por encima del 2 %.
  • Las ciudades con los precios más baratos, son: Talavera, Elche, Jerez de la Frontera, Alicante o Castellón con precios entre 400 y 450 €/m2, pero también podemos adquirir viviendas asequibles en capitales como Ávila, León o Huesca con precios que no sobrepasan los 525 €/m2.
  • En las zonas más caras los valores crecen menos y en las más baratas los precios suben más. Algo lógico en épocas de incertidumbre.

En cuanto a las ciudades donde se encuentran los inmuebles más asequibles, según TECNITASA, son Talavera de la Reina (400 €/m2), Elche y Jerez de la Frontera (425 €/m2) o en el Mediterráneo en Alicante (440 €/m2) en Barrio Juan XXIII y segundo sector, Castellón (450 €/m2) en Barrio Guinea y Mestrets o Reus en zona de Ponent por 480 €, siempre por debajo de los 500 €/m2.

Capitales que el año pasado estaban por debajo de los 500 € y que en esta edición los alcanzan son: Ávila, en la Plaza de San Francisco o Huesca, en la zona del Perpetuo Socorro, que incrementan sus valores un 7,5 % y un 4 % respectivamente, aumentando los precios de sus zonas más humildes.

Fernando Gª Marcos, director Técnico de TECNITASA, comenta:

“Nuestro informe contiene unos datos concretos, empíricos, a pie de calle con los precios máximos y mínimos en esas ubicaciones, que reflejan que el mercado ha aguantado bien la pandemia y que ya se están produciendo incrementos medios moderados de 0,5 puntos en precios máximos y de casi tres veces más, de media, en precios mínimos”

Ciudades que bajan de precio

 

Aunque hay un crecimiento moderado o ligera estabilidad de precios en bastantes de las ciudades seleccionadas, existen siete ciudades que tanto en las zonas más caras como más económicas, sus precios, han descendido con respecto al año anterior. Segovia, Guadalajara, Granada, Albacete o Barakaldo descienden, en una horquilla entre el 2 y el 6 %, tanto en las casas con precios más altos como en las más asequibles.

Lo mismo ocurre en las capitales catalanas de Tarragona y Lleida. En la primera los precios caen en torno al 5 % en sus zonas de precios más caros como la zona del Exaimple en el entorno a la Rambla Nova y la Plaza Imperial de Tarraco y escasamente un 1 % en las zonas menos acaudaladas de Barris Maritims. Lleida, por su parte, cae algo menos del 2 % en la Zona Alta y casi un 7 % en el Casco Antiguo donde los precios son más asequibles.

José Mª Basañez, presidente de TECNITASA, afirma:

“Salvo excepciones, parece claro que este año 2022 los precios de la vivienda van a tender a incrementarse ya que la demanda para la compra de vivienda, para cualquier tipo de bolsillo, es sólida”. Para concluir: “el sector inmobiliario va a ser clave en la recuperación durante el año 2022 y el número de transacciones dependerá de la evolución de la pandemia con respecto al mercado de trabajo, el incremento de los tipos de interés y la mejora en la entrega de materiales, en la cadena de suministros, a las promociones ya empezadas”.

Subidas por encima del 7 %

 

La estabilidad en la mayoría de los precios, con muy ligeras variaciones, es la tónica media, pero existen casos en donde los precios han subido de manera más significativa, tanto en las zonas más acaudaladas como en aquellas para presupuestos más ajustados.

Los incrementos se producen más en las ubicaciones y zonas de viviendas con los precios mínimos: La Coruña en Mesoiro, Barcelona en Barrio Besós y Ciudat Meridiana, Ávila en la Plaza de San Francisco, Alicante en Barrio San Juan XXIII, Marbella en Leganitos y Salduba o Talavera de la Reina en El Pilar y La Estación han tenido incrementos por encima del 7 % y en Valencia en el entorno de la Avenida Primado Reig y Avenida Constitución casi llegan a esos crecimientos (6,9 %).

También se producen incrementos relevantes en las zonas más caras de determinadas ciudades y capitales.  En Dos Hermanas (Sevilla), en el centro urbano, se aumentan a doble dígito, en Palencia en la calle Mayor, Menéndez Pelayo y Avda República Argentina en torno al 8 % y en Lugo en la zona del Ayuntamiento y Seminario Mayor ligeramente por encima del 7 %.

Ciudades con mayor distancia de precios
 

Por último, reflejar las enormes diferencias de precios entre los valores más caros y más baratos, con horquillas ciertamente sorprendentes, en una misma comunidad autónoma. En Madrid hay más de 10.000 € de diferencia entre el metro cuadrado de la calle Serrano y una vivienda en San Cristóbal de los Ángeles. En Cataluña 9.100 € entre el Paseo de Gracia en Barcelona y la zona de Ponent en Reus. En el País Vasco, 6.550 €/m2 entre Avda de la Libertad o la Plaza Guipúzcoa en San Sebastián y Hollerías y El Peñascal en Bilbao o, finalmente, más de 5.000 € de diferencia en Andalucía entre el centro de Málaga, por ejemplo, y San Telmo en Jerez de la Frontera.

GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner