Skip to content

El mercado inmobiliario está en constante cambio y uno de los segmentos en los que más se ha notado es en el de los activos terciarios. Desde hace ya algunos años, debido al cambio del comportamiento de los consumidores y a la aparición de nuevas estrategias de negocio y, sobre todo a raíz de la pandemia, muchos propietarios se han encontrado con que la demanda de los usos de sus activos ha cambiado y, por ello, estos no tienen un mercado objetivo claro.

¿Cómo es posible volver a rentabilizarlos? Una estrategia de inversión que se está convirtiendo en tendencia es la de residencializar los activos terciarios. ¿En qué consiste? Descubre todos los detalles a continuación:

holgadamente tras su jubilación.

Activos terciarios con uso residencial de hospedaje: la solución para rentabilizar inmuebles en desuso

La residencialización de activos terciarios es una estrategia defensiva de propietarios de activos con uso actual terciario que, ante la caída de la demanda de las tipologías/usos originales, necesitan adaptar sus activos a la demandada del mercado inmobiliario actual. En esta situación se encuentran actualmente locales comerciales u oficinas que, por su tamaño y ubicación, ya no tienen la misma rentabilidad que antes o incluso su demanda ha desaparecido. Por tanto, se quedan vacíos durante largos periodos de tiempo, sin una posibilidad de ocupación real a priori.

En algunos de estos activos, es urbanísticamente posible adaptar la clase de uso terciario-comercial/oficina a la clase terciario-hospedaje con el objetivo de alquilar el inmueble de manera temporal. Dentro de esta clase de alojamientos están los apartamentos turísticos, que son espacios destinados al alquiler de vivienda por días o meses. Los nuevos modelos de coliving también tendrían cabida dentro de este segmento.

Aunque transformar el activo terciario a un uso asimilable al residencial supone una inversión, esta puede llegar a ser muy rentable. El valor del activo se incrementa sustancialmente y vuelve a estar en uso, lo que supone obtener beneficios frente a la opción de tenerlo vacío y que solo genere gastos derivados de mantenimiento e impuestos, que llega a suponer un gran coste de oportunidad.

residencialización de activos terciarios

La residencialización de los activos terciarios no solo presenta una alternativa muy atractiva para aquellos pequeños propietarios e inversores que quieren rentabilizar sus activos, sino que representa una gran oportunidad para equilibrar la oferta y demanda residencial

¿Qué tipo de inversores está apostando por la residencialización de activos terciarios?

Además de los pequeños propietarios, existen servicers que gestionan grandes carteras que incluyen un porcentaje de estos activos terciarios.

También existen fondos de inversión que están aprovechando el potencial y el precio más atractivo del suelo terciario para construir directamente inmuebles que ofrezcan servicios de hospedaje.tasación.

¿Cuáles son las ventajas de adaptar los activos terciarios al uso de servicios de hospedaje?

Una de las ventajas es que el precio del suelo terciario es notablemente más barato que el residencial. Debido a ello, los inversores pueden ofrecer un nivel de renta inferior a la de vivienda como ventaja competitiva.

Por otro lado, los activos terciarios no se ven afectados por las limitaciones que incluye la Nueva Ley de Vivienda, que se está transformando en un auténtico dolor de cabeza para los inversores en residencial-vivienda.

Por último, la vivienda sigue siendo un activo refugio en este periodo de incertidumbre en el que nos encontramos.

Dentro del mercado de vivienda, la destinada al alquiler se encuentra tensionada en muchas ciudades de España debido a la falta de oferta y la alta demanda fruto, entre otros factores, de los problemas de la población joven para acceder a vivienda de compra.

¿Cuáles son las limitaciones de la residencialización de los activos terciarios?

El producto terciario, como técnicamente no es una vivienda, no se adhiere a la Ley de Arrendamientos Urbanos, por lo que los contratos pueden durar un máximo de 11 meses.

La residencialización de los activos terciarios no solo presenta una alternativa muy atractiva para aquellos pequeños propietarios e inversores que quieren rentabilizar sus activos, sino que, además, representa una gran oportunidad para equilibrar la oferta y demanda residencial que se está produciendo en el mercado inmobiliario, además de dar cabidas a nuevos usos residenciales como el coliving.

¿Cuentas con activos terciarios que quieres rentabilizar o te gustaría que te aconsejáramos en tu estrategia de inversión inmobiliaria?

En Grupo Tecnitasa contamos con consultores especializados en inversiones inmobiliarias y gestión de todo tipo de activos. Contáctanos y estaremos encantados de ayudarte.

GDPR Cookie Consent with Real Cookie Banner