Skip to content

¿Estás pensando en recurrir a los fondos Next Generation de rehabilitación para mejorar la eficiencia energética de tu edificio?

Ahora mismo, es un gran momento para hacerlo: las mejoras en términos de eficiencia están mostrando ser rentables a muy corto plazo y, por otro lado, las Ayudas de los fondos Next Generation para rehabilitación pueden llegar a cubrir el 80% de la inversión. Eso sí, para obtener esta ayuda, hay algunos aspectos que tienes que tener muy presentes.

Para ahondar en este tema, hemos contado con el asesoramiento de Manuel Cabalgante, Director Técnico de Controlia, empresa de ingeniería del Grupo Tecnitasa especializada en sostenibilidad. Te mostramos las claves de lo que nos ha contado a continuación:

¿Qué requisitos se deben cumplir para que te concedan las ayudas Next Generation de Rehabilitación?

Las ayudas pueden llegar a cubrir entre un 40% y un 80% del coste de las actuaciones o hasta los 18.800 € por vivienda, pero para lograrlo, será necesario demostrar que el edificio ha reducido su consumo de Energía Primaria No Renovable y su Demanda Energética. Esta reducción varía dependiendo de la zona climática. En las zonas climáticas B, el consumo de Energía Primaria No Renovable se debe reducir un 30% y su demanda energética un 25%. Sin embargo, este porcentaje asciende al 35% para en zonas climáticas D y E.

Las ayudas pueden llegar a cubrir hasta un 80% del coste de las actuaciones, pero es imprescindible demostrar que se ha producido una reducción del consumo de energía primaria no renovable y de la demanda energética

Ayudas next generation para rehabilitación de edificios_ 5 cosas que debes saber

Ayudas Next Generation para rehabilitación de edificios: ¿qué debes tener en cuenta?

1. La eficiencia energética es la combinación de reducir el consumo de energía no renovable con la reducción de demanda de energía

Para obtener las ayudas de los fondos next generation de rehabilitación, la consecución de estos dos objetivos debe ir de la mano. Por un lado, reducir la demanda energética de un edificio, lo que implica un proceso costoso para el que se debe optar por soluciones constructivas de alto coste como el empleo de SATE.

En cambio, la reducción de consumo es más inmediata, menos costosa y con resultados más satisfactorios. Una de las opciones más obvias es sustituir los aparatos de calefacción que utilizan combustibles fósiles por sistemas más eficientes que se abastecen de energía limpia, son mucho más eficientes y se pueden adaptar a los sistemas existentes de calefacción y refrigeración.

2. La rehabilitación es mucho más que cambiar puertas, ventanas y cubiertas.

Es un cliché muy extendido que una de las claves para mejorar la eficiencia energética de un edificio solo es necesario aislar cambiando puertas y ventanas.

Para conseguir una mejora significativa, se deben emplear aislantes en toda la superficie del edificio (o la mayor superficie posible): las ventanas, puertas y cubiertas, aunque reducen la permeabilidad (la entrada de aire frío o caliente), solo suponen una parte muy pequeña del mismo y se seguirá necesitando un consumo elevado de energía para cubrir las necesidades de climatización.

Como mucho, la mejora al cambiar la carpintería exterior en un edificio esta en torno al 10%. Uno de los puntos por los que los edificios mal aislados pierden más energía es por los puentes térmicos de las fachadas, que pueden significar una pérdida de entre un 30 y un 40% de la energía de la vivienda.

Si se quiere obtener un cambio significativo en la eficiencia del edificio, se deberán llevar a cabo obras de aislamiento exterior en la envolvente del edificio. No se trata solo de utilizar sistemas de climatización eficientes y sostenibles, sino de realizar mejoras en la envolvente que permitan que apenas tengamos que utilizarlos. La energía más eficiente y barata es la que no se consume.

3. Cada comunidad autónoma tiene su proceso y tendrás que contar con un técnico que haga el estudio correcto

Los Fondos Europeos destinados a rehabilitación de viviendas se han asignado directamente a las CCAA, y cada una ha abierto su propia convocatoria para solicitarlas. Como en la toda presentación para conseguir cualquier subvención, es necesario aportar una gran cantidad de documentación técnica que hay que elaborar y presentar, por lo que lo más recomendable es recurrir a un agente rehabilitador o gestor de la rehabilitación. Dentro de la documentación a aportar, se deberá aportar el certificado energético actual y un estudio detallado y objetivo de las actuaciones que se van a llevar a cabo y qué impacto tendrán en términos de mejora de la eficiencia energética.

4. Los plazos de presentación y ejecución son clave

El mayor obstáculo que puede encontrarse un inversor o comunidad de vecinos que quiere optar a las ayudas de fondos next generation para rehabilitación es la secuencia de intervención y el calendario. Este cambia de una comunidad a otra y es imprescindible ceñirse a los plazos y controlar los diferentes pasos que implica el proceso de rehabilitación. Por ejemplo, no es posible solicitar las ayudas si ya se han iniciado los trabajos. Una vez se conceden las ayudas, hay un periodo determinado en el que se tiene que iniciar la obra. Una vez iniciada, también existe un periodo máximo para la ejecución de la misma: si no, se tendrá que solicitar una prórroga. Para conseguir las ayudas Next Generation de rehabilitación, la presentación de la subvención incluye un certificado de eficiencia energética actual del edificio y también otro certificado sin registrar que demuestra el ahorro potencial que se va a conseguir con los trabajos que se prevén realizar. Cuando terminen las obras, se registrará el último certificado y la comparación entre ambos certificados será la que defina si se ha conseguido el ahorro necesario.
ayudas fondos next generation rehabilitacion de edificios

5. La mejora en la eficiencia energética depende mucho de la zona climática

Como puedes imaginar, para mejorar la eficiencia energética de un edificio se necesitan actuaciones diferentes si este está ubicado en Santa Cruz de Tenerife o en Teruel. El Código Técnico de Edificación establece un mapa de zonas climáticas en nuestro país que distingue con una escala de 5 6 letras la severidad climática en invierno y con 4 números la severidad climática en verano.

Un municipio de Burgos a más de 1000 metros de altura tiene una severidad de E1, lo que significa que las actuaciones del edificio tendrán como objetivo aislar a sus habitantes del frío y, sin embargo, apenas necesitará de climatización en verano.

En cambio, una localidad de Cáceres a menos de 100m de altura de nivel del mar, que tiene una severidad climática de C4, demandará actuaciones tanto de refrigeración como de calefacción. En los casos en los que la climatología es más severa, existen más acciones que se pueden poner en marcha para mejorar la eficiencia y reducir las emisiones, con lo que será más sencillo llegar a los objetivos marcados.

6. Antes de comenzar una rehabilitación, estudia tus posibilidades

Antes de tomar cualquier decisión sobre la rehabilitación del edificio, lo más recomendable es contratar a un técnico que realice un estudio para confirmarte si se puede conseguir mejorar la eficiencia energética solicitada requerida para obtener las ayudas next generation para rehabilitación, qué acciones deberías llevar a cabo y si merece la pena acometer la empresa.

En casi todas las comunidades autónomas, de hecho, exigen que una empresa externa acreditada audite el proceso para certificar que se ejecuta en obra y que se ha abonado.

7. Aunque no cubre todo, puede llegar a ser muy rentable

Los proyectos de rehabilitación con ayudas de fondos next generation suponen obras de gran magnitud pero, si se llevan a cabo de manera adecuada, pueden resultar muy rentables para los vecinos.

Aunque los trabajos no cubren la totalidad de las obras, en algunos casos pueden superar el 80% del coste, lo que, en casos de comunidades grandes, supone que la cantidad final que deberá abonar cada vecino será bastante asumible y, además, lo amortizará en pocos años con el ahorro energético de su vivienda.

¿Estás pensando en solicitar las ayudas Next Generation para rehabilitar tu edificio?

En Grupo Tecnitasa, contamos con agentes rehabilitadores y técnicos especializados que podrán asesorarte en cuanto al ahorro que puedes conseguir en tu edificio según tu zona climática y también podemos implementar estas actuaciones, realizar el control de calidad de las obras y evaluar las mejoras acometidas.

Contáctanos y estaremos encantados de explicarte.

¿Tienes alguna duda o necesidad? Completa este formulario y te ayudaremos.

Sus datos serán tratados por Técnicos en Tasación S.A. (responsable del fichero) únicamente para dar respuesta a su solicitud sin que se haya previsto su cesión a terceros, salvo para dar cumplimiento a obligaciones legales. En todo momento, podrá ejercer sus derechos acerca de este tratamiento, según se detalla en la Política de Privacidad

Al enviar este formulario, acepta recibir información relacionada con los servicios ofrecidos en nuestra web. En todo momento, podrá revocar esta autorización mediante correo electrónico a atencionalcliente@tecnitasa.es. Puede obtener información adicional consultando nuestra política de privacidad